Benaoján, 1980-1981

8 de diciembre de 1980. El día que murió John Lennon. Después de varias horas en un ferrobús, llegué a la estación de Benaoján. Por una empinada carretera subí al pueblo en una furgoneta de Correos. Tenía entonces 22 años…

Nunca podré olvidar la magnífica acogida que me dispensaron Pablo y Conchi. Volvían de dar un paseo, y en un rato, merendamos y me dejaron todo lo necesario para pasar mis primeras noches en una de las casas de maestros que había dentro del recinto escolar. Mi primera clase, un Primero de E.G.B.

Aquí me di cuenta de lo poco que me servía todo lo que estudié en Magisterio y empecé como pude a enseñar y sobre todo a aprender. Para mi suerte, habían hecho un buen preescolar, y muchos (y es justo decir que sobre todo las chicas) leían con soltura. Debían de ser 31 o más. Y eran maravillosos. El paso del tiempo me ha hecho olvidar muchos nombres. Otros vibran en mí como entonces: Beatriz, Esther, Aurora María, Paqui, Óscar, Santiago, Elisabeth, Victoria, Mari, Juan, Antonio, Isa… Espero que me ayudéis a recomponer la lista de la clase.

El tiempo nos haría crecer, distanciarnos… Espero que guardéis tan gratos recuerdos de mí, como yo de vosotros.

Puedes compartir en...Share on FacebookTweet about this on Twitter