Debo reconocer que en mis paseos por Córdoba, en especial los de Semana Santa, había tomado muy pocas fotografías, solo unas decenas que muestro a continuación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 1989, un concurso convocado por la Hermandad del Vía Crucis me animó a salir a la calle "en una noche de marzo", con tal fortuna (siempre que retrato santos me encomiendo a ellos) que gané el primer premio.

 

"En una noche de marzo" (1989)