Después de pasar unos días en Cambridge pude darme una escapadita a Londres. Cuarenta y cinco minutos en tren y un agradable paseo desde la estación de King's Cross y ya estaba otra vez, trece años después de mi primera visita, en el British Museum. Solo quería disfrutar de aquel montón de arte global, y de paso seguir conociendo mi X-100. La camarita, además de ligera y manejable, está dando la talla; solo he tenido que arreglar algunos encuadres. El resto ha sido jugar con la luz, disfrutar con el revelado y practicar lo que estoy aprendiendo en AFOCO. Evidentemente no he montado un catálogo cronológico y detallado. Estas son las fotos de un día relajado, todo lo que me fue llamando la atención o pensé que podía interesar a alguien como tú.

 

Pasarela en la estación de Cambridge

 

 

 

La cubierta de King's Cross

 

 

 

 

 

 

 

Un horrible remedo del Erecteión en mitad de Londres

 

En un jardín junto al museo, Gandhi

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Un museo del mundo para el mundo"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amenhotep III y la piedra de Rosetta

 

Jeroglífico

 

Demótico

 

Griego

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

África

 

 

 

 

 

Y América

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esculturas en la galería del primitivo museo

 

Uno de los visitantes me preguntó por la cámara y tuve que dejársela un momento

 

El mundo islámico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y de vuelta al Mediterráneo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finally! Something typically British

 

 

Volver