Como colofón de nuestro viaje a Persia visitamos en Teherán el Museo del Irán Antiguo, que expone piezas singulares de los periodos paleolítico, neolítico, bronce y hierro, además de otros aqueménidas, seleúcidas, partos y sasánidas. Una sinfonía de Historia Antigua, un conjunto insuperable, bien conservado y expuesto. En esta ocasión tiré con la D700, y es que para esta escapada me llevé toda la artillería pesada; y creo que valió la pena. Aquí tienes mi catálogo personal, sin orden ni demasiada información; son mis recuerdos de uno de los museos más interesantes del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver