En esta zona del noreste renovaban las carreteras de manera artesanal

 

 

 

 

 

 

 

En este bar de carretera, un reloj con la numeración birmana

 

Se me ocurrió comprar una botella de red wine para la noche... y no se me ocurrirá otra vez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la zona de Pindaya se fabrica el papel shan, con el que se hacen sombrillas y otros artículos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La cueva de Pindaya es el principal reclamo turístico de la zona, con una estética muy especial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La cueva está cerca del lago Boutaloke. Cuenta la leyenda que en un día de tormenta cuatro bellas princesas se refugiaron en ellas. Una malvada y enorme araña, tejió su tupida red sobre la entrada y las hizo sus prisioneras. Un joven príncipe acudió raudo en auxilio de las jóvenes, y con ayuda de su arco, abatió a la malvada araña y liberó a las princesas...

 

 

 

 

 

 

 

Los extranjeros siempre deben retratarse. Nuestro Zaw Zaw siempre estaba al quite.

 

Impuesto por hacer fotos

 

 

 

 

 

En la cueva cientos o miles de budas donados por otros tantos devotos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En lo más recóndito, un espacio para la meditación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como puede verse, pasado mañana es la fiesta nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y la comida junto al lago... otro pequeño homenaje

 

 

 

A la salida de los colegios e institutos las ciudades se llenan de "longyis" verdes.

 

 

 

 

 

 

 

Estos críos que después del cole recogían su ganado también tuvieron su boli

 

 

 

 

 

A 1300 m de altitud Kalaw es un paraíso para el senderismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por la hora, estos eran los del aula matinal...

 

 

 

 

 

 

 

Amuletos en otro mercado

 

 

 

 

 

 

 

Para preparar la tanaka se frota el tronco contra la piedra y se aplica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta modista se partía de la risa...

 

 

 

 

 

Y esta chica preparaba la plancha... como nuestras abuelas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Myanmar hay un 4 % de cristianos

 

 

 

 

 

Las gasolineras no oficiales abundan por todas partes y reutilizan todos los envases posibles

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al borde de la carretera construían una casa tradicional y paramos. Nos contó nuestro guía-traductor que una vez que se han preparado los materiales se avisa a la familia y amigos. Entonces por un par de días dejan todo y vienen a colaborar. Cada uno hace lo que sabe o puede y el trabajo se va alternando con la comida. Esto sí que es sostenibilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este país todo se aprovecha, y se adorna con flores o con una sonrisa.

 

 

 

 

 

¡Lleno de súper!