Sergelleh o Sergilla es una de las más de 700 “ciudades muertas” situadas al norte de Siria. De origen bizantino, fueron abandonadas alrededor del s. V, probablemente por un cambio en las rutas de comercio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Crac de los Caballeros (Qala'at al-Hosn en árabe y Krak des Chevaliers en francés) fue la sede central de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén en Siria durante la época de las cruzadas. El castillo fue construido por los cruzados sobre un espolón del desierto con el fin de proteger la ruta que unía la ciudad siria de Homs (bajo dominio musulmán) con Trípoli (Líbano) en la costa del Mediterráneo. Fue incluido por la Unesco en el Patrimonio de la Humanidad, en el año 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según expresión de T.E. Lawrence, el Crac de los Caballeros es el castillo más admirable del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Restos de tinas, en la despensa

 

El horno que podría seguir hoy funcionando

 

 

 

 

 

 

 

Quedan algunos, muy pocos, restos de policromía

 

 

 

 

 

Y solo un par de inscripciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestro grupo en su mejor momento (de derecha a izquierda): Juana, Samantha, Ana y Manolo, Salvador, un joven sirio que acompañó a María José, Paola y Juan Pedro, Luisa y Paqui, Montse, Concha, Pilar, Baltasar y Mariló, Mansour (nuestro fantástico guía), Luis, Asun y Joaquín.