Museo Arqueológico de Córdoba (2009)

A partir de 2002, visité en numerosas ocasiones el Museo Arqueológico de Córdoba. Unas veces fue en actividades extraescolares que organizaba para mis alumnos. Otras participando en programas educativos del Ayuntamiento de Córdoba. Y también hice varias visitas personales, en las que solía tomar fotografías, como en este recorrido de noviembre de 2009. A pesar de estar casi terminado, todavía no se había inaugurado la ampliación, es decir, el nuevo Museo Arqueológico de Córdoba; estas fotografías son pues de las salas del palacio de los Páez de Castillejo.

En el museo retraté las bichas ibéricas, de las que había una nutrida representación. Como pieza única, el Mitra de Cabra era excepcional. También hice fotos de Afrodita y del Thoracata que acababa de exponerse después de su compra y restauración. A continuación me centré en las gradas del teatro romano, resto in situ, en el danzante de Almedinilla y las cerámicas califales, terminando la visita con el capitel de los músicos y el sarcófago paleocristiano.

Este era el museo que había recorrido en mi juventud, y aunque se habían remozado en parte algunas instalaciones, la obra de ampliación, llevaba casi 20 años sin terminar. El nuevo museo era una necesidad que pronto se conseguiría.