El día de año nuevo amaneció soleado y pronto estuvimos sobre los 20º C. Bajamos en paralelo a la costa por la falla de San Andrés. Paramos en Monterey y después de probar sardinas, mariscos y fruta, atravesamos la 17-Mile Drive. Al llegar al ciprés solitario la tarjeta de mi cámara se averió (¡precisamente en Silicon Valley!) perdiendo todas las fotos que había hecho esa mañana. Mi agradecimiento a Antonella, una compañera de viaje, que me ha dejado algunas de las suyas y a varios "donantes" de Flickr.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viajamos en un grupo formado por italianos, surinameses, colombianos, guatemaltecos, venezolanos, brasileños, filipinos y españoles. En el centro John Barnes, un guía multilingüe excepcional. La foto la hizo Míler con la cámara de Antonella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La comida en Carmel fue muy entretenida con los pajaritos.

 

 

 

 

 

Carmel es una pequeña ciudad, elegante y exclusiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Misión de San Carlos Boromeo (1771) es uno de los edificios más antiguos de California.

 

 

 

 

 

 

 

En Santa Maria, parada y fonda. El steak estaba exquisito, aunque la presentación...

 

 

 

La familia Focchesato, de Brasil

 

 

 

La Corte de Santa Barbara, un curioso edificio

 

 

 

 

 

En los frescos de la sala de vistas coinciden conquistadores, franciscanos, libertadores y algunos refranes castizos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los vagabundos también forman parte del paisaje de Santa Barbara

 

La atracción principal de Santa Bárbara son sus hermosas y amplias playas bordeadas por hileras de palmeras y parques impecablemente mantenidos. Se parece a la bellísima playa de Santa Mónica en el Norte de Los Ángeles, pero sin congestión, tráfico o contaminación ambiental.