Córdoba con carrete en 2020

alba con la nikon

Aquí están las fotos que he tirado de Córdoba con carrete en 2020. Cuando las cámaras digitales fueron mejorando en calidad, alrededor de 2004, empecé a vender o regalar los equipos analógicos que usaba profesionalmente. Era cuestión de dejar espacio libre en el armario y darle una segunda vida a aquellas cámaras. Pero conservé mi Rollei 35T y todos los años tiraba  —y revelaba en casa—  algún carrete. El problema que tenía esa cámara era el objetivo fijo de 40 mm, que para algunas tomas se quedaba largo o corto. Así que después de la salida callejera de 2019 me puse a buscar…

A primeros de año compré una Nikon FE2 y varios objetivos (24, 50 y 100mm) para poder tirar a placer y naturalmente seguir revelando en mi laboratorio. Disparar y procesar de este modo es la magia y esencia de la fotografía; la riqueza de grises y la textura del negativo son únicos. El procedimiento que sigo para publicar estas tomas, es digitalizar los negativos usando una caja de luz y un objetivo macro; después les hago algunas reservas y ligeras correcciones con el ordenador, así tengo en el mismo archivo lo que llamo lo mejor de dos mundos.

Empecé fuerte en enero, tirando en la Corredera y el Puente Romano. Después tiré otro rollo  —siempre que puedo Ilford HP5—  en la Mezquita-Catedral y en la exposición Islas al mediodía. Y entonces llegó la pandemia y el confinamiento… solo tiré un carrete más en junio y se acabó por ahora. Espero pronto volver a las cubetas 😉

 

Mis fotos de Córdoba con carrete en 2020

 

Siguiente página: XVII Bienal de Fotografía