Museo Nacional de Arte de Cataluña

Visité el Museo Nacional de Arte de Cataluña, MNAC, en noviembre de 2009. Asistía a un congreso en Barcelona y busqué un hueco para escaparme entre ponencia y ponencia. Entré gratis con mi carnet de profesor y estuve casi una hora dentro; no sabía donde acudir. Me detuve un buen rato en la colección de pinturas murales arrancadas al strappo de las iglesias románicas 😬. También eché una miradita a la pintura del s. XX… en fin, disfruté lo que pude, hice algunas fotos y volví pronto al congreso.

El Museo Nacional de Arte de Cataluña está ubicado en el Palacio Nacional de Montjuïc, construido para la Exposición Internacional de 1929. En 1934 abrió sus puertas como Museu d’Art de Catalunya, reuniendo la colección medieval. Posteriormente, en 1995, ya como Museu Nacional d’Art de Catalunya, se inauguran las salas nuevas de arte románico y de manera sucesiva se va ampliando la exhibición pública de los fondos, proceso que culmina en 2004 con la nueva presentación de arte moderno.

Su fachada está coronada por una gran cúpula, inspirada en la de San Pedro del Vaticano, dos de menor tamaño, a cada lado y cuatro torres inspiradas en la catedral de Santiago de Compostela. Está situado en la montaña de Montjuïc, un entorno privilegiado desde el cual se puede disfrutar de una magnífica y única vista de Barcelona. El acceso frontal al Palau Nacional se efectúa a través de una gran escalinata desde la avenida de la Reina María Cristina, flanqueada a medio camino por las grandes fuentes luminosas y monumentales de Carles Buïgas.