Paris (2003)

Viajamos a Paris en las navidades de 2003. Queríamos visitar museos y seguir conociendo la ciudad-luz. Paris estaba preciosa en esta época del año, pero nos hizo un tiempo muy frío. Volamos el domingo 21 y nos alojamos en el Libertel-Caumartin (a un paso de la Ópera Garnier). Esa tarde-noche fuimos a dar un paseo por los alrededores, la Magdalena, la Concordia y los Campos Elíseos.

Los museos de Paris

Ya habíamos estado en los museos de Paris en nuestro primer viaje (1985). En el Centro Pompidou no hice fotos. Después estuvimos en el Louvre. Por último vimos a los impresionistas, que entonces estaban apilados en el Jeu de Paume y se trasladaron al Museo de Orsay entre 1986 y 1988.

El lunes 22 lo pasamos entre el Louvre (que cerraba los martes) y la Torre Eiffel. Visitar el Louvre en un solo día es desolador: no sabes a donde acudir. Afortunadamente la nueva entrada bajo la pirámide evitaba perder tiempo haciendo cola. Me centré en las salas de Asiria, pintura medieval y europea y en la enorme colección de escultura clásica. Tiré bastantes fotos y también diapositivas para mis clases. Por entonces ya tenía una cámara digital, pero los resultados con luz tenue dejaban que desear.

El Museo del Louvre

Por la tarde caminamos hasta el Campo de Marte. Allí estaba la torre a la que no subimos en el 85 por la niebla. La subida en ascensor fue espectacular, tanto como las vistas de todo Paris ❤️ a los Inválidos, la torre de Montparnase, el Sena… Al anochecer volvimos a nuestro barrio donde resplandecía la Ópera. También nos despachamos bien entre las Galerías Lafayette y Printemps 🎁

El martes 23 salimos temprano para el muelle de Orsay. Ya habíamos visto a los impresionistas en su antiguo emplazamiento, pero la estación de Orsay era mucho más amplia y luminosa. Fotografié pinturas de Rousseau, Seurat, Toulouse-Lautrec, Cézanne, Van Gogh, Renoir, Degas y Monet.

El Museo de Orsay

A primera hora de la tarde ya estábamos en la Cité. Entramos primero en la Sainte Chapelle. Eran las 16:30 y ya había anochecido; fue una pena no ver las vidrieras en su esplendor 🙁. Terminamos nuestro recorrido en la Catedral de Notre Dame que estaba muy animada con los oficios de Navidad.

El día 24 fuimos temprano a Beaubourg, el Centro Pompidou. A pesar de ser enorme, la mañana nos cundió bastante. Subimos arriba y fuimos descendiendo, parando solo donde se entendía el arte

El Centro Pompidou