Patios de Córdoba en 2009

También hice un amplio reportaje fotográfico en los patios de Córdoba en 2009. Ya tenía la Nikon D700 y muy buenos objetivos, así que aproveché los dos fines de semana y varias tardes y noches. Nunca tuve un proyecto estructurado para los patios de Córdoba, sencillamente me dejaba llevar. Planeaba las caminatas por las distintas rutas y buscaba panorámicas sin  público y encuadres equilibrados. No fue tarea difícil, los patios en mayo de estos años eran una gozada, y más cuando caían cuatro gotas o estaba en tiempo revuelto. Las fotos de esta página, que estoy montando en junio de 2021, casi nunca se han visto; algunas estuvieron en mi antigua web, pero ahí nadie las miraba 🤷‍♂️

 

 

Mis rutas por los patios de Córdoba en 2009

Viernes, 8 de mayo

A la caída de la tarde me fui hacia San Basilio; era una suerte vivir a dos pasos del barrio más encantador de Córdoba. Entré un momento en el patio de San Basilio, 50, que era de la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses; después en los números  22 y 14 de la misma calle, y en Martín de Roa, 9 y 2. Más tarde salí del Alcázar Viejo hacia la Judería y entré en Céspedes, 10; en Encarnación, 11; en Maese Luis, 9 y 22; en Sánchez Peña, 14 y por último en Lineros, 37. De vuelta a casa por el mismo camino, la luz del crepúsculo se volvió mágica al fundirse con las bombillas de pocos vatios de antes de la era LED. Entré otra vez en San Basilio,14 y además de disfrutar del momentazo, tomé las cuatro fotos que cierran esta galería.

 

Sábado, 9 de mayo

Como era día sin cole, cogí temprano el bolso y salí volando hacia San Agustín. Era una zona menos masificada, además de que al ser muy temprano apenas había visitantes. Entré en Guzmanas, 2 y 4, casas con mucha historia detrás. Después en Humosa, 5, que era un patio auténtico, sin demasiadas florituras, como debieron ser antaño. A continuación, Pozanco, 6 y 21 y Custodio, 5, que eran pura solera. Otro estilo más cuidado lucían los patios de Pastora, 2 y Juan Tocino, 3. Cuando quise acordar era la una; empezaban a llegar visitantes en cantidad y lo dejé ahí para seguir otro día.

 

Martes, 12 de mayo

Esa tarde me fui dando un paseo hacia San Lorenzo. Por el camino paré en Marroquíes, 6 para entrar en cuanto lo abrieran. Un patio vistoso y amplio; también masificado, ya que decenas de autobuses dejan oleadas de excursionistas en la Plaza de Colón, a cien metros de distancia. Hay veces que he visto colas para entrar tan largas como la calle, pero esta vez no fue así. Estuve veinte minutos casi solo, mirando, disparando y disfrutando. De allí me fui a la calle Parras, números 8, 5 y 6. Y terminé aquella ruta en Ocaña, 19.

 

Jueves, 14  de mayo

Salí solo un rato; empecé por el patio de Conde de Arenales, 4, que no conocía. De allí fui a Isabel II, 1 y por último a La Palma, 3. La luz no acompañaba y además estaba cansado de tanto tute.

 

Sábado, 16 de mayo

Temprano me fui para el Palacio de Viana; aunque no participaban en el concurso oficial, sus patios siempre eran espectaculares. Después volví a la calle Parras, a recrearme con los patios de los números 6, 8 y 5. Cuando llegué a la calle Trueque, 5, el calor apretaba y una nube de visitantes se dejó caer; apenas pude tomar detalles, siendo un patio emblemático y con unas vistas de conjunto inigualables. Acabé por ese día en el patio de Alvar Rodríguez, 11.

 

Domingo, 17 de mayo

Era mi último cartucho, y me quedaba mucho por ver… aposté por la zona de San Agustín-La Magdalena, que efectivamente estaba muy tranquila. Primero entré en Barrionuevo, 43, 31 y 22. Seguí con el patio de la calle Tinte, 9; aunque el sol pegaba fuerte, lo evité. Más tarde entré en Agustín Moreno, 43 y en Aceite, 8. Y las últimas fotos fueron en la Casa de las Campanas, Siete Revueltas, 1; aunque estuviera fuera de concurso era un patio imprescindible.

 

Siguiente página: Paseos por Córdoba en 2010