Noroeste de España

Casi todas las fotografías de este viaje por el noroeste de España, en julio de 2005, las hice con la Nikon D-70, aunque también tiré con una compacta Minolta. Algunas estuvieron en mi antigua web, pero hasta agosto de 2021 no las he organizado en esta página. El viaje duró 11 días en los que hicimos 9 etapas: Mérida, Ávila, Segovia, Valladolid, Oviedo (2 noches), Lugo, Santiago, Salamanca y Toledo. Fue un viaje para enriquecer mi archivo fotográfico  —que luego usaba en las clases—  y también para ir conociendo o profundizando en las maravillas de España.

Mérida, 19 de julio de 2005

Ya la conocíamos pero era un buen punto para hacer escala; teníamos una reserva en el Hotel Tryp Medea. Antes de que apretara el calor fuimos al teatro y al anfiteatro.

Después entramos en el Museo Nacional de Arte Romano, que había visitado otras veces; las fotos de 1989 se pueden ver en este enlace. El edificio diseñado por Moneo era espectacular y permitía una cómoda exposición, sin agobios, de la enorme cantidad de objetos, mosaicos y esculturas de los fondos del museo. Lo recorrimos tranquilamente y tomé bastantes fotos, como siempre, para mis clases. Me interesaban las infraestructuras, pinturas, esculturas y mosaicos. También fotografié amuletos, candiles, pasadores, agujas, lápidas, monedas… Hubo un momento especial cuando llegué a las joyas; aquellos anillos pertenecieron a hispanos que podían ser mis antepasados ❤️. Después bajamos a los sótanos y vimos los restos arqueológicos integrados al nuevo edificio, con unas pinturas muy bien conservadas. Para rematar la visita nos desplazamos a la iglesia de Santa Clara para ver la interesante colección de restos visigodos.

Museo Nacional de Arte Romano de Mérida

Unos meses después volví con el Colegio Enríquez Barrios (10/11/2005)

Finalizamos la mañana en el templo de Diana. Por la tarde fuimos a ver el acueducto de los Milagros; después nos refrescamos en el embalse de Proserpina y vimos el atardecer entre el puente romano y el Lusitania de Calatrava.

Ávila, 20 de julio de 2005

Se me ocurrió «cortar» por una nacional  —además de para ver la calzada romana del Puerto del Pico—  y atravesar Gredos se hizo infinito. Llegamos a Ávila y nos restauramos a base de patatas revolconas y chuletón. Después de una necesaria siesta en el Palacio Valderrábanos, salimos a descubrir la ciudad. Visitamos la catedral donde estaban prohibidas las fotos, y paseamos por el centro y la muralla. Entramos en el Convento-Museo de Santa Teresa  —¡cuántos recuerdos de mis tiempos en el colegio del Carmen!—  y dimos una vuelta en el tren turístico. Por la noche salimos otro rato, a la muralla. Y a la mañana siguiente, al salir para Segovia, paramos un momento en la iglesia de San Vicente.

Segovia, 21 de julio de 2005

A las diez y media ya estábamos en el interesante Museo del Vidrio de La Granja. A continuación visitamos el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso, una amalgama de construcciones superpuestas con muy buen gusto; en la Capilla de las Reliquias está el cenotafio de Felipe V y su segunda esposa, Isabel de Farnesio, que están enterrados en una cripta. Ya en Segovia vimos las iglesias de San Martín y la Trinidad, antes de entrar en la catedral. Estaban prohibidas las fotos, así que solo hice unas en el claustro. Después de comer fuimos al alcázar, uno de los castillos más bonitos de España. Tras un descanso en el Hotel Los Linajes, paseamos hasta el anochecer por la Casa de los Picos, la plaza del acueducto y la catedral.