Semana Santa de 2022

En realidad, no pensaba hacer fotos en la Semana Santa de 2022. Después del reportaje que hice en 2016, cambiaron algunas cosas. Por una parte, empezaba a copiarme a mí mismo, señal de que había agotado este proyecto. Además, la nueva carrera oficial era un obstáculo para el trabajo que me gustaba hacer. Yo me movía bastante, evitando quitar visión al público, y procurando quedarme en segundo plano. Casi no pisaba el recorrido «oficial», atestado de vallas, gente, edificios modernos, rótulos luminosos… Prefería los barrios, el casco histórico y la zona de la Mezquita-Catedral, que ahora es inaccesible —salvo que ocupes una silla en los palcos—.

En este 2022, como he dicho, no pensaba salir, pero me surgieron dos motivos para hacerlo: tenía que presentar fotos de Semana Santa al concurso social de AFOCO (para el que no me gusta tirar de archivo) y también tenía que probar mi «nueva» Nikon F90X. Esta joya llevaba guardada en un armario más de 20 años y estaba precintada… tras varios meses rastreando Wallapop, di con ella al increíble precio de 110 € (en la caja llevaba las etiquetas que marcaban casi 200.000 pesetas 🤪).

Estas son algunas de las fotos —ya digitalizadas— que hice el Viernes Santo, único día que salí. Tiré dos carretes, primero a la Conversión en el barrio de Electromecánicas, hermandad que se estrenaba este año; después fui en busca del Descendimiento en el puente romano; en aquel escenario había tirado mi primer rollo en 1975.

Hermandad de la Conversión

Hermandad del Descendimiento

San Rafael, 7 de mayo

No me esperaba esta salida de San Rafael que tuvo lugar el 7 de mayo, aniversario del Juramento al padre Roelas. Aunque ya hice un reportaje en 2012 (que puedes ver en este enlace) me acerqué a ver el desfile entre la iglesia de San Rafael y la de San Andrés, en la que me bautizaron. Cuando llegué ya había una nube de fotógrafos, así que me quedé, como otras veces, camuflado entre el público. Tiré con la Fujifilm X-A5, que es casi un juguete, con su objetivo de serie y el 80/2.8, que es fenomenal. Este es el pequeño reportaje, que comienza con un fragmento de uno de los pocos libros que conservo, El Triunfo Angélico del Celeste Príncipe Poderoso Protector y Glorioso Custodio de la Ciudad de Córdoba, San Rafael de Gerónimo Vilches (1781) y finaliza con una cédula que encontré entre sus páginas.

Mientras publico más cultos, puedes seguir visitando joaconde.net

joaconde.net utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies