Granada

Estuve en Granada repetidas veces durante mi niñez, para jugar partidos de voleibol con el colegio Virgen del Carmen, y recuerdo que era tan malo que apenas pisaba la pista. Después volví en varias ocasiones con amigos y también estuve unas semanas cuando me matriculé en Psicología —carrera que abandoné para centrarme en las oposiciones de magisterio— . Más tarde, en mis primeros años de maestro en Benaoján, iba a Sierra Nevada en los viajes de fin de curso de 8º, y bajaba a Granada algunas tardes, al cine o a pasear. También hice excursiones escolares desde La Puebla de los Infantes y desde mi último colegio en Córdoba.

Granada en 2005

En 2005 participé en unas jornadas sobre «La escuela del futuro» en las que además de conocer a varios colegas europeos, pude presentar mis experiencias TIC a unos cuantos compañeros. El primer día, al terminar las ponencias, un maestro que me conocía me invitó a salir con sus amigos a dar una vuelta. Para mi sorpresa, uno de ellos —de la media docena que íbamos— era Julio Anguita, cuya compañera asistía a las jornadas. El Califa nos llevó por todo el Albaicín, conocedor de miradores y buenas tascas, donde le saludaban efusivamente y nos agasajaban con lo mejor de sus cocinas. Al día siguiente, finalizando el encuentro, presenté mi comunicación, que añado bajo la galería.

Granada en 2008

Participé en las jornadas sobre innovación educativa, los días 29 y 30 de octubre. El primer día aproveché para dar un salto a la catedral y reencontrarme con la Inmaculada de Alonso Cano. También volví a ver —después de muchos años— a mi gran amigo Bernardino Alcocer. Después hicimos la visita nocturna a la Alhambra. Al día siguiente encontré un hueco para subir a la casa del Chapiz y al Mirador de San Nicolás; también visité la casa museo de Max Moreau y el Corral del Carbón.

Granada en 2009

El 23 y 24 de abril se celebraron en Granada las jornadas de ASADIPRE, y también encontré algunos huecos para continuar mi reportaje. En la tarde del primer día, unas compañeras y yo subimos a la Cartuja. Por la noche un guía nos llevó por la Plaza Nueva y Santa Ana, buscando miradores y sitios con encanto. El día siguiente volvimos temprano a la misma zona, para visitar el Museo Arqueológico y el Bañuelo. Antes de volver a las jornadas, paramos en una confitería para hacer acopio de piononos 😋.

Granada en 2011

Los tres días del congreso «Liderazgo y éxito escolar» dieron pie a numerosas visitas y escapadas por Granada. La primera noche solo dimos una vuelta por el centro. Al día siguiente pudimos acercarnos por la mañana al Albaicín y Sacromonte. Y por la tarde visitamos el Monasterio de San Jerónimo y la Casa de los Tiros. Ya de noche fuimos al Triunfo, pero la iglesia de Fray Leopoldo ya estaba cerrada. Por fin, el último día estuvimos en la Basílica de las Angustias y en una confitería cercana nos abastecimos de piononos.