Alcorce

Más o menos entre 1974 y 1976 frecuenté el Club Alcorce, invitado por mi amigo Vicente, que me hablaba de excursiones y acampadas, además de algunas reuniones para aprender a estudiar. Sin embargo lo que me hizo “apuntarme” fue que tenían un pequeño laboratorio fotográfico ― y por fin podría disponer de una ampliadora ―. Por aquel entonces tenía 15 años y muchas ganas de experimentar todas las posibilidades de la fotografía. De los negativos que conservo de este periodo, seis son los carretes directamente relacionados con Alcorce.

Los carretes de Alcorce

El primer rollo empieza con un selfi ―ya apuntaba yo con el postureo 😁― y tiene instantáneas dentro del club. También fotos callejeras que he dejado en el orden que se tomaron; algunas son malísimas pero pueden tener algo interesante. Aunque tengo ubicadas casi todas las tomas, me faltan por identificar muchas personas… (Puedes dejar comentarios al final)

Excursión a El Chorro

En la segunda galería están los cuatro carretes tirados en la excursión que hicimos a El Chorro del 11 al 14 de octubre de 1974. Aquel viaje me impactó. Llevaba un petate de tela granadina y mi recién comprada Agfa Silette LK Sensor. En el tren tiré bastantes fotos, y es que en Alcorce había buen ambiente fotográfico, con Eladio siempre pendiente, y casi todos llevaban su Werlisa. Venía en el grupo Juan Cerrato, un antiguo compañero del Carmen y mis dos grandes amigos Vicente Carmona y Gregorio Bueno; de las andadas de nuestra pandilla pronto publicaré un extenso reportaje.

En El Chorro no sé cuántas veces recorrimos hacia arriba y hacia abajo el Caminito del Rey, y eso que ya estaba en un estado lamentable. Conocimos a un señor que había trabajado en la construcción de la presa y lo cruzaba a diario ¡¡¡en bicicleta!!! Recuerdo que en una zona bastante peligrosa unos cuantos bajamos al río a bañarnos. El agua estaba helada, la corriente nos arrastraba y no podíamos salir con la verdina de las rocas. Allí estuvimos hasta que alguien nos rescató con unas ramas; desde entonces cuando me dolía la espalda se lo achacaba al frío que cogí en aquel desfiladero.

 

El Castillo de Almodóvar

Durante esos años hicimos muchas excursiones de fin de semana al Castillo de Almodóvar. Recuerdo que íbamos en un ferrobús cargados como mulas con todo lo necesario; lo peor era la subida desde la estación hasta los torreones, donde dormíamos. Para colmo, llevaba una manta soriana que pesaba una barbaridad. Aquel trayecto valía la pena, porque después nos lo pasábamos en grande. Nunca llevé mi cámara, pero tengo este buen cliché 6×6 de Vicente.

castillo almodovar

Eladio

Aquellos años aprendí mucho de mi querido  ―y nunca bien ponderado― Eladio Osuna. Como buen periodista me enseñó a mirar el lado interesante de las cosas y a buscar recónditos detalles. Como buen maestro tuvo paciencia conmigo y supo darme las alas que necesitaba. Eladio está en mi Olimpo, esa media docena de personas que me hicieron ser como soy.

El sexto carrete de los de Alcorce lo tiré con él. También venía Paco Lucena.

 

Pasó el tiempo y empecé Magisterio. Podía haber seguido en el club pero tomé otro camino, quería abrir horizontes, no quedarme para siempre trabajando en Córdoba. Siempre me guió un punto de Camino que me inculcó años antes un jesuíta: ¿Adocenarte? ¿¡Tú… del montón!?…

Otra vez Eladio

En junio de 2015 el maestro Eladio exponía en el patio de Alcorce fotos de sus primeros tiempos y, aunque coincidía con la fiesta de mi colegio, no podía faltar a esa inauguración. Siempre había reconocido todo lo que el club me influyó; era el momento de mostrar mi agradecimiento.

Estuve solo un rato, encantado de sentirme en terreno conocido. Después de las palabras de Eladio, el encuentro con Manuel Moreno, Concha y Joaquín ―tantos años después― y Manuel Gómez con Petra, abuelos ejemplares de mi cole… Dimos una vuelta por la casa, que encontré bastante remozada. En el patio, un chaval se tiraba a la piscina y otro le hacía una foto… por un instante me pareció haber vivido ese momento cuarenta años antes 😏

2 respuestas a «Alcorce»

  1. Joaquín, te tengo que querer a la fuerza.
    Qué tiempos. Gracias por todas estas fotos que me llenan de buena nostalgia. Y tus comentarios impagables.
    Dentro de poco espero que podamos hacer esa exposición tuya que en este marco completará esta ciclo “histórico”
    Un abrazaco

  2. Compartir esto es como crear una novela basada en hechos reales. Las palabras del jesuita…el caminito del Rey…esos chicos en las motos, en las calles, las niñas de paseo, la foto del arco del castillo de Almodóvar …mostrandonos esta España.nuestra y esta vida tuya a través de tus cámaras.
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *